Queridos padres,

  les escribo esta carta en representación de mis otros dos colegas de reparto, ejem, Reyes Magos, para que podamos atender todas las peticiones que los niños nos hacen, pero que por su cáliz personal os reenviamos para que sean atendidas por los propios padres y sin demora.

 Allá van las peticiones de los niños (todas son citas textuales):

 -Soy muy, muy pequeño, acabo de llegar al mundo y aunque esa señora, maestra,  que tiene varios hijos, amiga de mi madre nunca los cogía cuando eran muy bebés para que no se acostumbraran, porfi, convenzan a mi mami de que necesito sus brazos, necesito ser nutrido con amor…, además de con la teta.

 -Necesito que recuerden a mi madre lo que la yaya le contó cuando yo nací… La yaya dice que los niños no se duermen solos, que a los niños “se les ayuda a dormirse”, es que me encanta oír el latido de su corazón y solo tengo un año…, pronto estaré preparado… Y no le dejen comprar ese libro que hace llorar a tantos niños, el del método Stivil… Estar sentado solo en una noche de frío, en una cuna, sin poder contar con tus padres que duermen a dos metros, es duro…

 – Me gustaría sentirme visible a los ojos de mis padres, que se paren a menudo para mirarme a los ojos, que me sentasen en su regazo, rían mis gracias, escuchen mis historias… Es que si no me ven corro el peligro de dejar de existir… No es egocentrismo, es pura supervivencia… Si me vigilaran y jugaran más conmigo me sentiría más seguro y protegido. Hagan que mis padres sean más conscientes el tiempo que están conmigo y  que dejen el móvil en otra habitación para abrazarme sin interrupciones.

 -Ya sé que a veces lloro sin venir a cuento porque no me hago entender con mis gestos o mis chapurreos, esa rabia, tristeza o frustración son emociones negativas tan válidas como mis emociones positivas, ¿Reyes Mago, podrían ayudar a mis padres a validarlas de igual forma?, posiblemente crecerían al hacerlo…, yo también.

 -Estoy creciendo y a veces como poquito, otras mucho y durante todo el tiempo…, pero mis padres no recuerdan que mi cuerpo orquesta mi apetito, yo no… ¿Podrían conseguir que fuesen más flexibles?, ya sé que a veces es a deshoras…, de verdad que lo siento, pero estoy creciendo…. Por otra parte, cuando no tengo muchas ganas de comer ojalá no se enfadaran o entristecieran o, incluso, no me obligaran a comer la papilla a la fuerza, ni lo expulsado. Seguro que más tarde abriré la boca como un león…

 -Mi papá, a veces me amenaza o chantajea para que yo haga cosas que no quiero ¿por qué no me dan opciones o me piden opinión? Eso es lo que quiero este año…

 -Queridos Reyes mi mami dice que soy trasto, bicho, malo, pero es que me lleva a tomar café con sus amigas y me aburro tanto…, no es nada estimulante estar sentada dos horas en una cafetería… ¿podrían convencerla de que me dejen en casa de tita o yaya?

 -Mi curiosidad me lleva a meter los dedos en los enchufes, abrir y cerrar cajones…, y en vez de buscar soluciones mi papi me pega en la mano o me da cachetes en el culo, jo…, no vale pegar de ninguna de las maneras. Reyes Magos quiero que mis padres empiecen a respetarme, porfi… Tampoco me gusta que me griten o insulten…

 -Reyes Magos, no me gusta hacer cosas que me dan miedo, como nadar. A mí lo que me gusta es hacer castillos y agujeritos en la arena…, pero mi papá siempre que me lleva a la playa me hace llorar lanzándome al agua fría y profunda, donde no se hace pie. Además me mete a rastras mientras lloro sin importarle mi corazón, ni mi brazo… Hay heridas que duran toda la vida…

 -Ya sé que los niños vamos al cole para que los padres trabajen, pero ¿por qué no como en casa con ellos si terminan a las dos su jornada? ¿Por qué me dejan el primero en el aula matinal y me recogen el último?, ¿por qué me vuelven a llevar al cole si aún no estoy completamente curado del resfriado? A nadie le gusta estar encerrado…, a los niños tampoco y sobre todo lejos de sus padres… Y, ¿sería mucho pedir que de vez en cuando, si hace sol, pasemos un día juntos en la montaña, el campo o la playa sin ir al cole? Mis padres tienen que saber que allí, en el cole nos enseñan a ser invisibles, nos enseña a desaparecer para que solo hable la seño…

 – Reyes Magos, yo me pido que mis padres hagan memoria de cómo eran de chicos… Este verano pasado se enfadaron porque no quería salir de la piscina, recuérdales que ellos, cuando eras niños,  hacían lo mismo… A ningún niño le gusta salir de la bañera, piscina o playa, vamos del agua…

 -Mi infancia no tiene árboles para subir, ni playas para corretear como la de mis padres…, incluso ellos tienen miedo de que juegue en la puerta aunque vivo en un pueblo, por eso me pido que, al menos, mis padres me dejen usar la casa entera para jugar y no solo mi habitación…, y que me dejen también mezclar distintos tipos de juguetes, pierdo más tiempo guardando que jugando. Mis padres no hacen más que trazar fronteras y encima nunca se ríen, ni juegan conmigo y cuando mejor me lo estoy pasando me dicen que tengo que ir a comer…, aunque no tenga nada de ganas y si no lo dejo todo rápidamente, otra vez me gritan…

 Un saludo más que cordial a todos los padres.

 Firma: Uno de Los Tres Reyes Magos

Inspirado por enminusculas

Imagen:Elena Shumilova

Imagen de previsualización de YouTube

FacebookMore...