“… es de alguna manera lo que fue la música para mí en mi vida, un antídoto para los males. Una especie de amuleto, antídoto para combatir los vacíos, la soledad, la tristeza… también para potenciar la alegría y el júbilo. La música para mí siempre fue una ayuda, algo que me ayudó a ser más feliz, a pasar los malos momentos. Fue una solución para muchas cosas. Aun así, puede tener muchos más significados. Me parece muy bonito que el título en la portada esté separado: Par – ama- les adquiere otro significado como “ama a tu par” o algo así. Y me parece muy bonito eso.” Xoel López.

Dentro de unos días asistiré con mi contrario a un concierto de Xoel López, donde presentará “Paramales”, su nuevo trabajo. La razón de este nombre es también la razón que justifica estas palabras…

Nadie es enseñado a escuchar música como se aprende a leer, pero lo que si somos es puestos en la pista de donde palpita con pureza, donde hay honestidad y alma… A eso se nos enseña y a esa primavera estética llegamos bautizados por amigos despiertos o por padres melómanos… Va siempre la música acompañada de personas, no tiene nada que ver con la soledad del lector y su libro.

Al contrario que los intelectuales que acuden a la feria del libro en el Retiro con la expectativa de compartir su pasión por la lectura entre el bullicio una vez al año, los melómanos en raras ocasiones podemos desprendernos en nuestra peregrinación tras la música de la gente, la vida efervescente, palpitante, confusa, caótica…, la multitud.

Todo en un concierto es intercambio de gustos, de flujos, de quejas, de descubrimientos, de necesidades, de placer, de disfrute, de felicidad, de pérdidas, de cambios, de búsquedas, de soledades, de vanidad, de inmadurez y de pasiones comunes, así como amor a las canciones y disfrute por compartir la felicidad del momento con todos.

Un amar a tu par, mientras compartimos mensajes como el de la canción que abajo trasncribo para que esta primavera sea ese lugar …, ese buen aire querido.

Imagen de previsualización de YouTube

“Buenos Aires”

Llegué a esculpir la nostalgia
A escurrirme en los raíles de mi memoria
A quitarle la careta al pasado
Cansado de estar cansado

Me guiaba aquel viento del norte
El que seguían los viejos poetas
Cansado de tantas apuestas
Aposté todo al caballo perdedor

Buenos Aires querido
Son tus aires de nuevos amores
Como un loco perdido
Persiguiendo el olor de tus Kioscos de flores

Llegué como tantos llegaron
A perderme en el eco de tus días de gloria
A tumbarme junto a tu costado
Cansado de estar cansado

A ver que nada es tan importante
Que es tan solo una cuestión de tiempo
Y aunque el bolsillo gritaba consuelo
El peregrino marchaba ya sin solución

Buenos Aires…

Salté de un recuerdo lejano
A dejarme caer como hoja en la hierba
A perderme en tu jardín plateado
Cansado de estar cansado

No era más que el fervor de un momento
Pero las primaveras fueron pasando
Y que importa aquí, allá o hasta cuando
Cuando el sueño supera a la razón

Buenos Aires…

Entré a vagar por tu cuerpo
A vestir un abrigo de un tiempo olvidado
A acostarme junto a tu costado
Cansado de estar cansado

Y así hoy camino por tus venas
Sin tener que esconderme en tus faldas
Para hacer de tus faltas mis penas
Y de mis penas un perfume embriagador

Buenos Aires…

Bajé de la cima soñada
Donde las nubes cubrían el horizonte
Y recordé todo el tiempo olvidado
Cansado de estar cansado

Y camaradas, hablemos en plata
Que ya se va acercando la noche
Antes de que aquel viento del norte
Vuelva marcando una nueva dirección…

FacebookMore...