Querido hijo, todo lo que expresamos desde el corazón es lo que recibimos. Es nuestra emoción la que hace de antena y los acontecimientos externos son la respuesta. La emoción es una chispa que enciende el motor de nuestro movimiento y al movernos agitamos las aguas de los días produciendo ondas que hacen cambiar la realidad… , que hacen precipitarse los acontecimientos.

Sin embargo, muy a menudo nos movemos en círculos concéntricos en torno a una idea dejando que la mente domine cayendo en la cómoda “espera” de que las cosas cambien porque sí. Nos quedamos atascados pidiendo que nuestra situación cambie pero “si pedimos, la vida nos pide, y si damos la vida nos da” porque…

Porque el lenguaje de la vida es diferente al que utilizamos para comunicarnos entre nosotros. Hacer un acto en exceso, de forma constante hace aparecer nuevos personajes, experiencias, situaciones inesperadas… Es decir, la vida siempre responde con su propio idioma antes o después, como si nuestras acciones rebotaran con algo y regresaran amplificadas de las formas más diversas.

Por eso cuando esperamos un milagro…, cosas como un trabajo, un hijo, un cambio de actitud en alguien, si nuestra opción es la de esperar, lo que estamos emitiendo es un mensaje de parada biológica que poco ayudará a que lo que deseamos que ocurra llegue… alguna vez.

Querido hijo, entiende que el lenguaje humano no es el único que existe, todo en este mundo, en su interior y exterior, así como en el universo, se comunica, se conecta y entrelaza mediante códigos tangibles e intangibles… Algunos incluso tangibles para nuestros inteligentes sentidos pero fuera de nuestro radar intelectual.

Hijo, no olvides que recibimos cuando cambiamos el fuselaje de todo nuestro sistema que básicamente está preparado para pedir… Solo transformándolo para operar en el dar como donantes podemos invertir la realidad presente, de esta forma todo los procesos que huían de nosotros expelidos por la fuerza del inmovilismo regresarían inevitablemente.

Es evidente que en solitario debes empezar a hacer tu camino pero hay un atajo para intensificar tu mensaje y conseguir una rápida respuesta a tus deseos y es desarrollar proyectos con otras personas, vincularte.
El vínculo de dos personas es una doble firma que aumenta la señal de lo emitido…. Una vez que descubrimos que vinculados a través de proyectos amplificamos nuestra voz, la vida escuchará mejor y pasarán las cosas que soñabas.

Y , querido hijo, una última cosa: el único momento para empezar es ahora, pues las condiciones perfectas no existen, si no tienes que forzar nada, es ahora.

No puedo concebir el significado de todo
comienza dentro de unas diminutas semillas
Y lo que nosotros pensamos insignificante
proporciona el más puro aire que respiramos.

Pero quien soy yo para dudar o preguntar de la verdad del ser
Por estos, aunque pequeños descubrimientos,
encontramos dentro la vida secreta de las plantas.

Especies más pequeñas que lo que el ojo puede ver,
o más grande que la mayoría de las cosas vivientes.
Y con todo disponemos de eso sin consentimiento
Ya sea como refugio, alimento, o vestimenta.

Pero quien soy yo para dudar o preguntar de la verdad del ser.
Por estos aunque pequeños descubrimientos
encontramos dentro la vida secreta de las plantas

Pero pronto muchos los dan a cambio
Un pisotón, en pedazos, ahogados o quemados,
como si no fueran nada
Pero si te preguntas dónde estarías
sin ellos tu descubrirás que no serías nada

Y algunos creen que las antenas hacen brotar sus hojas
eso cruza más allá de nuestra galaxia.
Han sido, son y probablemente serán.
Quien es la mediocridad

Pero quien soy yo para dudar o preguntar de la verdad del ser.
Por estos aunque pequeños descubrimientos
encontramos dentro la vida secreta de las plantas
Por estos aunque pequeños descubrimientos
encontramos dentro la vida secreta de las plantas
Imagen de previsualización de YouTube

FacebookMore...